La enseñanza periodística en relación a los nuevos medios y su necesaria evolución

Hablar en palabras exactas sobre la formación de un prototipo ideal de periodista digital en Colombia es arriesgado por las diferentes connotaciones que podría tener de quienes aún defienden los viejos métodos y quienes apuntan a la invensión. Más aún cuando es un tema que no parece concluir y que por el contrario está en constante evolución.

Para entender un poco la lenta evolución que en nuestro país han tenido ciertos medios en relación con otros países, es indicado comentar que las primeras publicaciones de carácter informativo realizadas en nuestro país fueron Aviso del Terremoto y de la Gaceta de Santafé (1785) por Manuel del Socorro Rodríguez. Casi tres siglos y medio después de la reforma que hizo Gutenberg por la imprenta (1450) y ocho siglos más tarde de la creación del Nouvelle manuscrite en Inglaterra.

Si bien debemos tener en cuenta que cuando recién Gutenberg estaba innovando con su imprenta, América aún no había sido ni “descubierta” (1492), no fue sino hasta el 25 de abril de 1507 que Martín Waldseemüller la incluyó como un continente separado de Asia y rodeado de agua en el Universalis Cosmographia, luego por capricho de los Reyes de España fue retirada de las cartografías y se necesitaron de dos siglos más para su justa reaparición.

Un continente que puede ser tan fácilmente “eliminado del mapa” no podría tener tan buenos augurios en evolución. Y aunque es un argumento generalizado, pues Estados Unidos es una potencia mundial, sí podríamos decirlo fielmente de Suramérica y sus dinámicas sociales en las que los factores de progreso tienden a estar mediados por los métodos utilizados en países desarrollados. La academia en relación con las dinámicas periodísticas no se alejan mucho de ese generalizado funcionamiento.

Pero sabemos que la imprenta no llegó antes al país no porque no hubiese alguien que la supiese operar, ni porque se nos fuere negado el nombre a nuestro continente, sino porque el tiempo y el espacio eran un verdadero problema de movilización, sin dejar a un lado esas tácticas de dominio en las que estábamos y seguimos estando inmersos. Pero ¿qué pasa ahora que podemos visitar el mundo a través de un clic, qué pasa ahora en este entorno de Globalización?

Renata Cabrales, Periodista y Comunicadora Social de la Universidad Autónoma de Occidente de Cali y una de las creadoras de “Reportajes 360º” de El País de Cali, comenta que con la llegada de las nuevas tecnologías se ha reducido un poco la brecha educativa, pues alguien que está en Colombia perfectamente puede recibir un curso virtual de una universidad inglesa sin salir de su casa.

Pero Renata también comenta que en las facultades de Comunicación Social y Periodismo se da algo que denomina “El maestro ignorante” (término ya acuñado antes por Jackes Rancière) que es aquel que se quedó en las prácticas educativas del pasado y en la educación pensada para los medios tradicionales, cuando hoy en día no se trata de jóvenes comunes, sino de verdaderos “nativos digitales” que no pueden pensar un presente sin la inclusión de los nuevos medios.

Alejandro Piscitelli, filósofo argentino especializado en nuevos medios y Profesor Titular del Taller de Procesamiento de Datos, Telemática e Informática, en la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires. Planteaba en su libro llamado “El proyecto Facebook y la postuniversidad” que en estos tiempos de desarrollo, no alcanza con incorporar textos y tecnologías si lo que lo sostiene es un modelo pedagógico limitado y desgastado. El proyecto Facebook y la postuniversidad intenta buscar nuevos modelos pedagógicos, horizontales y que se adapten a ese cambio acelerado de los tiempos.

A esta nueva teoría de aprendizaje que se asemeja mucho al “Hágalo usted mismo” (HUM) donde el maestro es un facilitador en el camino que cada uno podría emprender hacia el conocimiento. Se le empezó a acuñar el término “EduPunk”, utilizado por primera vez por Jim Groom en su blog en el año 2008 y que básicamente consiste en una enseñanza inventiva y aprendizaje inventivo. En este caso, en entornos de igualdad.

Y es que es necesaria hacer la diferenciación, una educación ayudada por los nuevos medios o una educación pensada para los nuevos medios. Donde la primera solo utiliza los nuevos medios como una herramienta y la segunda no solo la incluye sino que se especializa y la utiliza como campo de acción.

De igual modo se podría decir que no solo son las aulas quienes deberían crear periodistas con conocimientos en los nuevos medios, sino que los medios también deberían solicitarlos de esa manera, como la conocida dinámica de oferta y demanda que obligue a la academia a formar en pro a ello.

Uno de los casos más exitosos de periodismo en el último año ha sido The Huffington Post, el cual ha generado una serie de cambios y revoluciones relevantes en el campo periodístico y que podría sentar las bases de la reflexión en estos tiempos donde el periodismo tradicional parece estar extinguiéndose.

Artículo sobre la influencia del The Huffington Post y lo que lo llevó a ser considerado “El blog más poderoso del mundo”: The Observer.

Los requisitos para recibir a un periodista en The Huffington Post son en resumen: organizar, gestionar y ampliar la red del medio con base a los colaborares y al contenido generado por el usuario. Que no es más que la búsqueda de un periodismo más integral que no solo trabaje metódicamente sino que tienda a evolucionar en sus capacidades digitales y mediáticas, ayudado en todo el proceso, por el usuario.

Es entonces necesario pensar sobre la academia en el papel del periodismo, donde no se continúe con la lenta evolución que significó incluso nuestro reconocimiento global (como continente) y tampoco con el abuso de los medios tradicionales hasta el agotamiento de los mismos. Es necesaria una lectura de las dinámicas globales y un entorno de información que se adapte a los cambios.

Anuncios

Acerca de Stiverp

Prospecto de periodista con grandes intereses en tecnología, internet, fotografía, astronomía y un montón de cosas más que irán conociendo con el tiempo.
Esta entrada fue publicada en Periodismo, Tecnología. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s